No hacemos ruido, hacemos radio

Asesinan en Michoacán a la defensora de los bosques Guadalupe Campanur

19 enero, 2018 / Actualidad

La Fiscalía aseguran que aún no es posible determinar si la activista fue asesinada por su trabajo como defensora de los bosques. Los activistas mexicanos exigen #JusticiaParaLupita
Guadalupe Campanur Tapia, una activista que trabajó guardabosque en el territorio indígena de Cherán, en el Estado mexicano de Michoacán, fue hallada sin vida el pasado martes por la noche en el municipio de Chilchota, en la misma región. El asesinato de la líder de 32 años fue confirmado por la Procuraduría General de Justicia (Fiscalía) del Estado. Los agentes apersonados en el lugar informaron que la joven fue estrangulada y que su muerte se produjo entre uno y dos días previos a la localización del cuerpo. En un comunicado de prensa, las autoridades informaron que no existía una denuncia previamente por la desaparición de Guadalupe. El portavoz también ha afirmado que todavía no se puede asegurar con certeza si el asesinato de Campanur fue resultado de su activismo ambientalista o si existen otras motivaciones como desencadenante.

La activista fue pieza fundamental en los procesos de la transformación social que han experimentado en esta comunidad desde el año 2012. Los vecinos establecieron desde entonces un Gobierno comunal y crearon un Concejo Mayor, que se han encargado de regular la vida pública en el municipio. Sus habitantes asumieron incluso la gestión de la seguridad y se organizando en patrullas comunitarias para proteger su región que siempre había estado asolada por la explotación ilegal de madera.El asesinato de Guadalupe Campanur ha golpeado de pleno el corazón de Cherán, un municipio reconocido como el mejor ejemplo de autogobierno en todo México y donde viven alrededor de 20.000 personas.

Organizaciones civiles, amigos y activistas se han movilizado con el hashtag #JusticiaparaLupita para exigir que el crimen no se quede impune. La víctima trabajó en este proceso de recuperación del territorio indígena aunque desde hace un par de años ya no participada de los colectivos de vigilancia, por esta razón las autoridades no reconocen todavía su crimen sea el resultado de su activismo social.