No hacemos ruido, hacemos radio

Trump deja sin protección y al borde de la expulsión a 200 mil Salvadoreños

9 enero, 2018 / Actualidad

Tendrán 18 meses para obtener un permiso legal o tendrán abandonar el país
El Gobierno de Donald Trump anunció este lunes el fin del Estatus de Protección Temporal a los salvadoreños, un programa especial que ofrecía cobertura a unos 200.000 inmigrantes de ese país. Este es uno de los golpes más severos de la Administración Republicana a los inmigrantes en Estados Unidos, pero ya había comenzado con los nicaragüenses y los haitianos.

Salvadoreños temen la expulsión.


El programa se inició en 2001 después de que El Salvador sufriera dos devastadores terremotos. Muchos salvadoreños llevan años afincados en EEUU desde que emigraron tras la sangrienta guerra civil de los años ochenta y noventa. Tienen hijos nacidos en EE UU, que, a diferencia de sus padres, poseen la ciudadanía y no pueden ser expulsados.

El TPS, que ahora beneficia a 10 países, se creó en 1990 para conceder visados temporales y permisos de trabajo a ciudadanos afectados por guerras o desastres naturales. El resultado es que inmigrantes que ya están presentes en EE UU no pueden ser deportados a sus países de origen por su inestabilidad.
Las anteriores cancelaciones del TPS afectaron a muchos menos inmigrantes. En noviembre, no se renovó el amparo (también con un plazo de 18 meses) a 59.000 haitianos, cuyo programa se inició tras el terremoto de 2010, y tampoco a 5.300 nicaragüenses, protegidos tras el huracán Mitch de 1998. En septiembre, se retiró ese estatus a unos mil inmigrantes sudaneses.

Sin embargo, el Gobierno estadounidense decidió posponer, al próximo julio, la decisión sobre la suerte de 86.000 hondureños a la espera de analizar si es seguro que vuelvan a su país, sacudido por una ola de violencia. Y mantuvo la protección a una cincuentena de inmigrantes de Sudán del Sur hasta mediados de 2019.