Venezuela entregó en la sede de la Organización de los Estados Americanos (OEA) en Washington la misiva que activa su salida de este organismo panamericano, el único que reúne a todos los países del continente.

“La presente nota constituye nuestro indeclinable manifiesto de denuncia de la Carta de la OEA para que cesen sus efectos internacionales, en cuanto a la República Bolivariana de Venezuela se refiere, por los que en su condición de Depositario deberá comunicar, de manera inmediata, a los Estados miembros la presente decisión”, escribía el presidente venezolano Nicolás Maduro en una carta dirigida al secretario general de la OEA, Luis Almagro, al que el mandatario llama en la misiva “grosero agresor” de Venezuela.

José Manuel Martín Medem, periodista y escritor, analiza en “Blanco y en Botella” el anuncio de retirarse de la OEA del gobierno de Venezuela. Una decisión que llega tras la petición de una reunión extraordinaria de este organismo americano para tratar de la situación que se vive en el país.