La Universidad Central de Venezuela se conoce como “La casa que vence las sombras” en su facultad de medicina, como si se tratase del lar familiar, hace vida un grupo de voluntarios: Primeros auxilios UCV quienes honran el lema universitario al atender a las personas afectadas en las manifestaciones.

Empezaron a salir a las calles durante las protestas estudiantiles del 2014 y a partir de allí han seguido haciéndolo para brindar asistencia médica, en las manifestaciones, a quien así lo necesite, no importa a qué bando pertenezca, no importa si es policía, GNB o civil la misión es atender a los afectados, a todos los heridos.

“Cascos blancos, cruces verdes”

Ya suman alrededor de 80 y sus edades van entre los 20 y los 60 años. Al grupo, que inicialmente estaba conformado por estudiantes de medicina de la UCV, se han ido integrando otros de la facultad de odontología de esa Casa de Estudios y de la Universidad Santa María, además de profesionales  de la medicina con trayectoria en el ejercicio de diferentes especialidades, quienes se han unido para brindar apoyo. Ellas y ellos se juegan el pellejo en las violentas manifestaciones que se producen en la capital venezolana siempre en la primera línea trabajando con mística.

Han llegado a ser comparados con los cascos blancos en Siria, aunque se trata de contextos diferentes; tienen entrenamiento para trabajar en conflictos armados, salen con miedo y dejan a sus familias igual de asustadas, pero no pueden dejar de hacerlo, es lo que tienen que hacer, es su misión en la difícil tarea de vencer las sombras en la Venezuela de hoy.

Aquí tienes íntegra la entrevista realizada en “Blanco y en Botella” de Planeta Latino Radio este martes 25 de abril a Daniela Liendo, miembro de esta iniciatica asistencial y solidaria: