Alejandro Solalinde Guerra es candidato  al Premio Nobel de la Paz 2017. El Comité Noruego del Nobel aceptó la postulación del sacerdote católico y defensor de migrantes, propuesta por La Universidad Autónoma del Estado de México. Este 2017 hay  318 candidaturas al Nobel de la Paz, 215 son personas y 103 organizaciones de todo el mundo.

Y aquí lo importante no es ganar y colgarse la medallita de Nobel en la solapa. Lo realmente importante es que ya se está reconociendo la labor de este sacerdote por los derechos humanos, por los de todos, en especial por los que menos tienen.. por los inmigantes.

La noticia ha sido recibida con mucha esperanza por el albergue Hermanos en el camino fundada por Solalinde. Y no tanto por la opción de este premio internacional, sino por el interés de colocar en el debate internacional la migración de América Latina, las violaciones a los derechos de los migrantes centroamericanos y la nueva política norteamericana en materia migratoria. Son palabras de  Alberto Donis, uno de los coordinadores de este albergue de Ciudad Ixtepec, en Oaxaca.

Las felicitaciones  llegan también desde la UNAEM que propuso su nombre y su labor  para el Nobel de la Paz. El rector de la Universidad Autónoma del Estado de México, Jorge Olvera García destaca la importancia de esta candidatura y resalta  “queremos y deseamos que se le reconozca en toda la actividad que lleva a cabo de protección de los derechos humanos, de la dignidad humana de los migrantes de Centroamérica a Estados Unidos.